Aplicación

El Acuerdo contiene elementos que constituyen un punto de referencia para la reforma de la facilitación del comercio.
Contiene obligaciones vinculantes y, además, el Artículo 24.2 establece que «Todas las disposiciones del presente Acuerdo son vinculantes para todos los Miembros», incluso en el caso de que alguna de las disposiciones utilice un lenguaje jurídico que debilite el compromiso, como, por ejemplo si utilizan la expresión «siempre que sea posible». Esto significa que los Miembros tienen que adoptar medidas legislativas y no legislativas, es decir, organizativas o prácticas, para aplicar las disposiciones del Acuerdo en sus legislaciones nacionales y en la práctica institucional.
En cuanto a la aplicación y la entrada en vigor, en el Artículo 24 se describen dos escenarios diferentes para la aplicación de las disposiciones: los países desarrollados tienen que garantizar la plena aplicación cuando el Acuerdo entre en vigor; (…) los países en desarrollo y aquellos menos adelantados pueden optar por aplicar el Acuerdo ateniéndose a las disposiciones especiales de la Sección II del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC) de la OMC, las llamadas disposiciones sobre trato especial y diferenciado (TEYD). Estas disposiciones establecen un plazo más largo para la aplicación del Acuerdo y vinculan su aplicación a la prestación de asistencia técnica. Para más detalles sobre las disposiciones de trato especial y diferenciado de la Sección II, y sobre cómo afectan a la aplicación de las disposiciones del Acuerdo por parte de los países en desarrollo y los países menos adelantados, véase la página del SDT.

Seguimiento de la aplicación del Acuerdo

El Artículo 23.1. establece un Comité de Facilitación del Comercio en la OMC. Este Comité tiene diversas funciones, entre las que se incluye una función de supervisión y revisión. Debería revisar el «funcionamiento y la aplicación del presente Acuerdo a los cuatro años de su entrada en vigor, y periódicamente a partir de entonces» (Artículo 23.1.6) y organizar reuniones al menos una vez al año para consultar sobre «cualquier cuestión relacionada con el funcionamiento del presente Acuerdo o la consecución de sus objetivos» (Artículo 23.1.2.), así como permitir que se plantee la discusión de cuestiones referentes a la aplicación del Acuerdo (artículo 23.1.7-8). Por consiguiente, el Comité desempeña un papel importante en lo que respecta a la aplicación del Acuerdo y se complementa con los Comités Nacionales de Facilitación del Comercio de cada Estado Miembro. Además, puesto que los países en desarrollo y los países menos adelantados Miembros aplicarán el Acuerdo de manera progresiva, la notificación de los compromisos y, posteriormente, las notificaciones sobre la aplicación, servirán para indicar el estado de la aplicación por parte de estos países Miembros de acuerdo con la Sección II.

Instrumentos para la aplicación y mejores prácticas

El AFC de la OMC es un instrumento horizontal que cubre una amplia gama de actividades del gobierno y puede afectar a diversas leyes y reglamentos nacionales y a diversas operaciones. La aplicación del Acuerdo requerirá que los Miembros de la OMC adopten medidas legislativas y no legislativas (es decir, medidas organizativas o prácticas) para garantizar el cumplimiento en la legislación y en la práctica. Las medidas concretas y la combinación de medidas legislativas y no legislativas variarán de país a país.
Muchos aspectos y disposiciones de la AFC de la OMC también son tratados por otros instrumentos de facilitación del comercio, como las directrices y recomendaciones o los acuerdos regionales e internacionales. Esos otros instrumentos serán fundamentales durante la aplicación de las disposiciones. A menudo proporcionan más detalles técnicos y una cobertura de más amplio alcance y pueden orientar a los países en la aplicación de las disposiciones. Reconociendo la vinculación entre los diferentes instrumentos, el mapa de la OMC de la Guía de Implementación de la Facilitación del Comercio es un inventario de los instrumentos existentes para el cumplimiento de los Artículos de la AFC de la OMC.

Asistencia técnica y Mecanismo para el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio

El Preámbulo del Acuerdo reconoce las necesidades especiales de los países en desarrollo y los países menos adelantados y reitera el objetivo de aumentar el desarrollo de la capacidad y la asistencia técnica relacionada con la facilitación del comercio, uno de los principios del mandato de negociación.
El Acuerdo crea una obligación jurídica y política para prestar asistencia técnica al menos a los países menos adelantados y, en términos más generales, a los países en desarrollo. En el Artículo 21.1.los Miembros donantes convienen facilitar la prestación de asistencia técnica y desarrollo de la capacidad a los países en desarrollo y a los países menos adelantados con miras a la aplicación del Acuerdo, y en el Artículo 21.2 se estipula que se deberá prestar asistencia y apoyo específicos a los países menos adelantados «a fin de ayudarlos a crear una capacidad sostenible para aplicar sus compromisos».
Aunque la asistencia técnica se presta de forma bilateral o a través de donantes, organizaciones internacionales y la Secretaría de la OMC, se ha establecido el Mecanismo para el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio para apoyar a los países en desarrollo y a los países menos adelantados en la aplicación del Acuerdo. El Mecanismo comenzó a funcionar el 27 de noviembre de 2014. Tendrá las funciones de impulsar la creación de capacidad para aumentar la comprensión del Acuerdo, proporcionar asistencia técnica a los Miembros de la OMC para preparar las notificaciones previstas en la Sección II, apoyar el acceso a la financiación y, en casos excepcionales, puede convertirse en un mecanismo de financiación para la asistencia técnica relacionada con el AFC.
Además, los donantes miembros de la OMC tienen que suministrar información sobre sus disposiciones de asistencia técnica al Comité de Facilitación del Comercio al menos una vez al año.